¿Tienes problemas de transpiración porque usas calzones de fibras artificiales?

¿Te ajustan los calzones y se te marcan esas detestables llantitas?

Toma nota de estas 3 recomendaciones y siéntete segura, confortable con ropa interior de algodón.

1. FRESCA. El algodón como fibra natural absorbe la humedad, permite la circulación, la ventilación de aire sobre la piel; evaporando el sudor y evitando que este se acumule. Por lo tanto, el contacto directo del tejido natural con la piel, te mantiene seca.

2. SALUDABLE. Esta fibra al permitir la transpiración, te evitará infecciones y hasta alergias, más aún si hace mucho calor.

El algodón por ser un tejido poroso, se adapta a la temperatura interna del cuerpo, al contrario de lo que pasa con los tejidos artificiales que acompañan a la temperatura externa por no ser porosos. O sea, cuando hace calor el tejido artificial se calienta, y con el frio se enfría. Esos pequeños choques térmicos, desgastan la resistencia de tu piel, provocándote irritación y mayor transpiración.

3. CÓMODA. Tejidos como el nylon o poliéster 100% . Impiden la respiración natural de tu piel, dejándola siempre húmeda, permitiendo la proliferación de hongos o la aparición de bacterias. Asegúrate de secarte por completo. Si bien los calzones apretados de spandex nos ayudan a modelar la silueta, quizás nos provoquen la aparición de las llamadas ”llantitas” o michelines en los glúteos y un indeseable vientre. .

Ahora ya conoces las 3 razones por las cuales el ALGODÓN es ideal para tus prendas íntimas.  Te sentirás ¡Fresca, Cómoda y saludable!

Recuerda la piel es nuestra ropa, piensa en tu bienestar, no solo en lo que está de moda     

En esta vida debemos aprender a priorizar nuestras acciones. Como esto que te voy a contar:

Una señora entrada en años, estaba en la cubierta de un navío, sujetando su sombrero firmemente con las dos manos, para que el viento no se lo llevara. Un caballero se aproxima y le dice: 
– Perdóneme
Sra. no quiero incomodarla ¿se dió cuenta que el viento le está levantando mucho su vestido?-
 Si, pero necesito las dos manos para sotener mi sombrero.
– Pero usted debe de saber que ¡sus partes íntimas están siendo expuestas! dice el hombre-
La señora miró para abajo y luego para arriba y respondió: Caballero A VECES SE ME OLVIDA PONERME EL CALZÓN. Pero cualquier cosa que se vea de aquí para abajo tiene 78 años. ¡El sombrero lo compré ayer! 

tami reinventa tu guardarropa