con el espejo¿Antes de salir a una cita, eres de las que te ves varias veces en el espejo para estar segura que el resultado es el deseado y ver si vas bien arreglada?

¿Te ha pasado que a veces ni nosotros mismos nos reconocemos en el espejo cuando recién nos despertamos?

El espejo está asociado a la mujer. Los primeros espejos eran de metal pulido, un lujo para sus dueñas. El símbolo para el Sexo Femenino es un círculo sobre una pequeña cruz, el mismo del planeta Venus. Se cree que este símbolo  es una estilización del espejo de mano, de la diosa Venus.

Tú controla estos 3 detalles antes de salir a una cita o al trabajo, te sentirás animada y llegarás a tiempo.

1.  ¿A ti te cautiva el espejo? Cuenta la leyenda que  Narciso se enamoró de si mismo al ver su imagen reflejada en un espejo de agua. No te dejes atrapar por esto. Ni te pases diciendo espejito  espejito ¿quien es la más bella? Si es así, estás en aprietos. Evita que te cree ansiedad o inseguridad, mírate y arréglate brevemente en el espejo, pero no tan de prisa, que tengas que usar el espejo retrovisor de tu auto para retocarte o de plano maquillarte.

2. ¿Y tú como te ves en el espejo? De ser posible, ten un espejo de cuerpo entero en tu guardarropa.  Porque es una herramienta indispensable para verificar la impecabilidad de tu coordinado diario. Y como decía Coco Chanel  «No existen mujeres feas, sólo mujeres que no saben arreglarse»

3.  Haz a un lado el Ego. Déjate de subjetividades, mirándote Imperfecciones imaginarias que pueden ocasionarte obsesiones. Los seres humanos no tenemos nuestras facciones totalmente simétricas. Por eso no nos vemos igual en una foto, que en el Espejo. Intenta no ser tan severa contigo, ni te critiques.

El ESPEJO SOLO REFLEJA, es solo un objeto capaz de mostrar la realidad. Los antiguos pobladores de este planeta se veían duplicados en los espejos de agua, y le dieron un significado: era el reflejo de su propia alma.

Gracias espejito por enseñarme lo que aún me falta pulir

Posa ante ti mismo y recuérdate, sonríete, acéptate, porque eres Tú la que se refleja. Mira hacia adentro de tí misma y descubre tu belleza, ve más allá de tus ojos.

“No dejes que se empañe ni el espejo ni tu alma”.

Si se te empaña el espejo, límpialo con una papa cruda y para que tu alma no se empañe, ríe durante el día y tendrás una mejor noche.

A mí, personalmente los únicos que no me agradan son los espejos del ginecológico y el del odontólogo. Pero ni hablar, hay que hacerse amiga.

¡Ah! y recuerda que si al mirarte en el espejo, no encuentras ninguna combinación de tu vestuario que te agrade, ya es tiempo de venir con  tami .

                                                                                                              reinventa tu guardarropa

Que la pases bien y gracias por tu lectura