Usa este fácil remedio para ti y para tú Guardarropa

• Pon en tu mano una o dos cucharadas de azúcar blanca.
• Exprime un limón y con esto te frotas los pies hasta que se haga una miel.
• Después te enjuagas con agua tibia, te secas, los acaricias con crema humectante y sentirás tus pies como de seda.

 

Y ahora, están listos para portar unos lindos y frescos  que con una falda de lino, seda o rayón  te harán sentir  ¡R A D I A N T E!

tami

reinventa tu guardarropa