La tía se maquillaba en el baño, bajo la atenta mirada  de la pequeña niña. Después de aplicarse su lápiz labial y  «salir corriendo como siempre lo hacía», la pequeña Valeria le dijo: ¡Tía Tania olvidaste el beso de despedida a la servilleta! y la Tía, nunca más se pintó la boca “sin darle un beso de despedida al papel”

 

A mis amores Tania y Valeria.

El lápiz labial, pintalabios, labial, es el producto que a partir de la adolescencia, lo empezamos a usar de manera habitual. Todo un símbolo de seducción femenina. Este decorativo producto apareció en la antigua Mesopotamia, cuando se trituraban joyas semipreciosas, para ser aplicadas  en los labios y alrededor de los ojos.

Cleopatra usaba un labial color rojo carmín, resultado de moler escarabajos y hormigas. Y fueron los árabes quienes inventaron los labiales sólidos.

En el siglo XVI la Reina Elizabeth I, puso de moda los rostros pálidos y los labios de rojo intenso. En ese tiempo, los labiales eran una mezcla de cera de abejas y pigmentos rojos de varias plantas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el uso del lápiz labial se masificó, gracias a la industria del cine.

En la actualidad, muchos lápices labiales, contienen aceites, cremas, pigmentos y emolientes derivados del petróleo. Y en ocasiones desafortunadamente, tienen metales pesados como el plomo.

Busca alternativas naturales, que provengan de la agricultura ecológica que no contienen colorantes, ni conservadores sintéticos, así como:

  • Manteca de karité o aceite de ricino, que son aceites para dotar de brillo.
  • Jojoba o cera de abejas, que son ceras que dan consistencia.
  • Vitamina C y E  proveniente de aceites vegetales.
  • Grasas como éter de glicerina.
  • Colorantes como el óxido de hierro que son amigables con nuestro cuerpo.
  • Filtros solares de síntesis como el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

¿Te interesa saber que lápices labiales contienen mayor cantidad de plomo?

Revisa este artículo de la Revista del Consumidor de México. http://revistadelconsumidor.gob.mx/?p=10274 

Y este estudio de investigación de varias organizaciones estadounidenses no lucrativas http://www.safecosmetics.org/downloads/a poison kiss_report.pdf

¡Sonríe! es lo segundo mejor que puedes hacer con tus labios!

tami reinventa tu guardarropa                 ¡Besos volados para todos!