¡Claro que sirve!